Radiofrecuencia o Lifting sin cirugía.

La Radiofrecuencia es una alternativa segura y eficaz al “Lifting sin cirugía”.
radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia es considerada como una alternativa terapéutica eficaz, segura y sencilla aplicada a las arrugas, celulitis y a la flacidez facial y corporal. Todo ello sin los inconvenientes de ser sometidas a una operación de cirugía estética.

Esta técnica estimula los fibroblastos a través de calor intradérmico, consiguiendo la regeneración de colágeno y mejorando los tejidos y la elasticidad de la piel.

Permite atravesar la dermis sin dañarla y acceder a las capas más profundas.

El resultado es un efecto tensor visible desde la primera sesión. La radiofrecuencia produce un calentamiento profundo que afecta a la piel y tejido graso subcutáneo.

Un calentamiento que podríamos decir va de dentro hacia fuera.

Dicho calentamiento va a favorecer:

  • – El drenaje linfático.
  • – Un aumento en la circulación de la zona que permitirá mejorar el metabolismo.
  • – La formación de nuevo colágeno.

¿Cuántas sesiones se necesitan?

El número de sesiones necesarias es variable y va a depender del estado de cada cliente y el nivel de exigencia del mismo. Para que el tratamiento tenga éxito se consideran necesarias al menos entre 6 y 8 en facial, y entre 10 y 12 en tratamientos corporales. El proceso es agradable y bien tolerado.

La duración del tratamiento depende del área a tratar. El resultado es notorio desde la primera sesión mostrando una piel más tersa y una evidente reducción de arrugas y flacidez. El efecto de tensión se aprecia de una forma gradual y progresiva a partir del mes del tratamiento que se hace más evidente a partir de los 4-6 meses y los resultados suelen durar aproximadamente hasta dos años.

¿Dónde se puede aplicar?

Se puede aplicar en cualquier zona del cuerpo desde el abdomen, cartucheras, muslos, nalgas, brazos, cara, pecho, etc.

En corporal se puede combinar con presoterapia, gimnasia pasiva, mesoterapia.

Una vez terminada la sesión el cliente puede incorporarse a su vida normal evitando el sol y los UVA las siguientes 48 horas. Se recomienda beber abundante agua tras la sesión, ya que ayudará al resultado final.

En resumen, la radiofrecuencia es muy recomendable si quieres obtener un aspecto más joven y quieres recuperar el tono y firmeza de tu piel.