Microdermoabrasión.

La Microdermoabrasión por punta de diamante es un tratamiento de exfoliación de la piel, no invasivo y uno de los tratamientos de belleza más actuales. La microdermoabrasión es una técnica ideal para mantener la piel joven, suave y limpia

microdermoabrasión-diamante por punta de diamante

Se trata de un micropeeling que va exfoliando la piel con diversas intensidades y utilizando diferentes puntas para tratar la piel envejecida mientras que simultáneamente elimina las células muertas de la piel de una forma limpia y controlada.

De esta forma la piel se va puliendo de forma gradual y por capas. Dicho peeling o exfoliación provoca la regeneración celular y el incremento en la producción del colágeno con lo cual la piel queda más suave.

Trabaja perfectamente todos los tipos de piel, y puede ser utilizado en la cara, cuello, y en el cuerpo entero. Después de cada tratamiento se apreciará la diferencia notable de mejora en la piel.

Se trata de un procedimiento totalmente indoloro, que no requiere de ningún tipo de anestesia y sólo produce un ligero enrojecimiento de la zona tratada.

Resultados que se obtienen:

  • Eliminación de manchas producidas por el sol.
  • Atenuar arrugas (peribucales, de contorno de ojos y arrugas leves).
  • Hiperpigmentación.
  • Tratamiento de cicatrices del acné.
  • Fotoenvejecimiento.
  • Pieles seborreicas.
  • Reducción de poros dilatados
  • Piel seca o con falta de elasticidad.
  • Estrías.
  • Eliminación de puntos negros.
  • Comedones.

Como hemos visto los tratamientos con punta de diamante tiene varias utilidades, sin embargo los resultados se dan en forma progresiva ya que éste tratamiento requiere de varias sesiones, las cuales van a depender de las necesidades de cada piel. Los tratamientos habitualmente tienen una frecuencia de entre 15 o 21 días y requiere de un promedio entre  5 o 10 sesiones para obtener mejores resultados.

Posteriormente es aconsejable llevar sesiones de mantenimiento.

Cuidados a tener en cuenta:

Después de las sesiones de Dermoabrasión se recomienda mantener la piel humectada y utilizar filtro solar, evitando la exposición directa al sol durante los días posteriores así como la semana anterior a realizar el tratamiento.

A través de este tratamiento su piel se verá más suave, joven, tersa y limpia dando como resultado un mejor aspecto, un tono parejo en la piel y manchas menos visibles.