BOTOX o toxina botulínica

Corrige las arrugas

BOTOX ( Toxina Botulínica)

El botox o toxina botulínica  es una  sustancia utilizada para el rejuvenecimiento facial. Se trata de una toxina que, una vez inyectada, impide que el músculo se contraiga, es decir que lo paraliza temporalmente.

El botox se  aplica en el tercio superior del rostro, en los músculos que causan las arrugas o líneas de expresión , el entrecejo, la frente y el orbicular de los ojos, relajándolos y manteniendo la expresión natural

Después de inyectar, el botox empieza hacer efecto entre las 48 y 72 horas. Ese efecto se vuelve total o completo entre los 7 y 10 días después de que se inyectó.

Normalmente se pierden los efectos  de forma progresiva  entre dos y cuatro meses. Al cabo de seis meses el beneficio habrá finalizado por completo.

 

           TRATAMIENTO DEL BOTOX:

» No requiere de preparación previa.

» El Botox no da alergia, no produce enfermedades, ni efectos indeseables si es aplicado por profesionales idóneos. Es importante que la aplicación sea absolutamente estéril.

» Después del tratamiento, se recomienda el uso de protección solar en la zona tratada y evitar la exposición solar prolongada con el fin de mantener más tiempo los resultados.

» No produce efectos secundarios. En ocasiones puede aparecer un pequeño hematoma en el punto de infiltración.